Reemplazo de balatas

Reemplazo de balatas

Dificultad: Fácil a moderadamente difícil

Duración: 1 hora

Frecuencia: de 30,000 a 40,000 Km’s

Un buen uso de los frenos puede hacer que las balatas tengan un tiempo más prolongado de vida, sin embargo el giro del rotor (disco) también desgasta estos componentes. Con un poco de paciencia y tiempo podrá hacer el trabajo usted mismo y ahorrar algo de dinero.

A continuación le presentamos los materiales que podría necesitar, en caso de no contar con ellos puede encontrarlos en su tienda NAPA AUTO PARTES más cercana:

  • Balatas nuevas, PROFORMER, PREMIUM o ULTRAPREMIUM según su necesidad.
  • Prensa en C. (para retraer el pistón para darle espacio a las balatas).
  • Gato y torres de soporte.
  • Cruceta o llave de cruz.
  • Llave tipo española medida 14” o ½, llave tipo Allen o Torx dependiendo el fabricante.
  • Guantes de mecánico desechables.
  • Gafas de seguridad y máscara de polvo.

Antes de empezar

Hay algunas cosas que usted debe saber antes de cambiar sus balatas. En primer lugar, la mayoría de los vehículos tienen un conjunto de “caliper deslizante”, pero algunos cuentan con un montaje de “caliper fijo”. En esta guía, vamos a trabajar con un conjunto de “caliper deslizante”. En segundo lugar, cambiar las balatas un lado a la vez. Puede girar el volante hacia el lado que se está trabajando, para permitir un mejor acceso a las balatas de freno y caliper.

Compruebe si hay desgaste de los frenos.

Convenientemente, la mayoría de las balatas tienen un indicador que le avisa cuando sus balatas se han desgastado. El indicador de desgaste es una pequeña pieza de metal remachada al cuerpo de la balata que se pone en contacto con el rotor cuando el material se desgasta, lo que resulta en un sonido agudo cuando el vehículo esta en movimiento. Si escucha este sonido, es el momento de cambiar las pastillas de freno, a este dispositivo se le conoce como “chismoso”.

Paso 1

Afloje los birlos o tuercas de la rueda, y luego levante el vehículo y coloque las torres debajo del bastidor. Revise que se asienten en los puntos de apoyo de su vehículo para un posicionamiento exacto de las torres. Una vez que las torres estén en su lugar, baje el gato para que el vehículo esté completamente apoyado. Termine de quitar los birlos o tuercas y retire la rueda.

Antes de continuar, examine el rotor del freno y verifique el desgaste o daños en el mismo. Usted puede notar ranuras en el rotor del freno. Si las ranuras son profundas o si el rotor se ve dañado, puede que tenga que reemplazar los rotores. Lleve el rotor a su tienda NAPA más cercana si los rotores están dañados, para realizar el proceso de rectificado.

Paso 2

Localice los dos tornillos que sujetan el caliper en su lugar. Use su llave para aflojar el tornillo inferior y deslícela hacia afuera. El perno será largo, pero debe deslizarse fácilmente. Deje el tornillo superior en su lugar, pero afloje levemente. Este paso solo aplica cuando el disco no tiene daños y no requiere cambiarse o rectificarse.

Paso 3

Una vez que haya quitado el tornillo inferior, gire el caliper hacia el rotor. El caliper seguirá conectado a la línea de freno, sin embargo la línea es flexible y debe permitirle mover el caliper sin problemas. Asegúrese de que la línea de freno no se encuentre obstruida cuando mueva el caliper hacia arriba.

Paso 4

Retire cualquier laminilla anti ruido, pasadores o pernos que puedan estar sujetando las balatas. A continuación, deslice hacia fuera las balatas usadas. En este punto, se puede examinar a fondo las pastillas de freno. Si son de 1/8″ de espesor o menos, necesitan ser reemplazadas.

Paso 5

Las nuevas balatas por lo general vienen con sus laminillas anti ruido. Dichos componentes pueden ser específicos ya sea para el lado izquierdo o derecho del vehículo, así que asegúrese de que está utilizando la laminilla correspondiente. Retire las laminillas y sustitúyalos por las piezas nuevas. Estos deben encajar fácilmente en su lugar. Aplicando lubricante a base de grafito a los clips le ayudará a mantener su sistema de frenos libres de sonidos.

Paso 6

Coloque las nuevas balatas de freno en su lugar. Deben colocarse fácilmente en las laminillas anti ruido. Las nuevas balatas tendrán sus accesorios más ajustados así que todo debe ajustar perfectamente.

Paso 7

Ahora es momento de bajar el caliper a su posición, pero antes de poder hacerlo, tendrá que retraer el o los pistones (según sea el caso) del caliper para que se ajuste correctamente sobre las balatas nuevas, que son más gruesas. Primero, quite el tapón del depósito del líquido de frenos, para reducir la presión del líquido de frenos. A continuación, si usted cuenta con la herramienta especial, sólo coloque esta entre el pistón y el extremo del caliper para que comience a retraer dicho componente haciendo girar la herramienta, en caso de no contar con dicha herramienta, usted puede utilizar un desarmado para retraer el pistón TENGA CUIDADO de no realizar esta maniobra con las balatas nuevas, ya que puede llegar a dañarlas. Si la herramienta no parece estar funcionando, no lo fuerce. Algunos vehículos requieren una herramienta especializada de pinza de freno para retraer los pistones.

Paso 8

Una vez que haya retraído el pistón, coloque el caliper de freno en su posición sobre las balatas. Si el caliper no encaja en las nuevas balatas los pistones no se han retraído por completo o las balatas no están colocadas correctamente en su lugar (asegúrese de la posición en que las coloca, deben estar fijas y pegadas al rotor). Una vez que el caliper se ajusta en su posición, inserte el tornillo inferior y apriete, asegúrese que el tornillo no quede flojo y de igual manera apriete el tornillo superior realizando el mismo procedimiento.

Paso 9

Vuelva a colocar el tapón en el depósito del líquido de frenos, encienda su auto (sin avanzar) y bombee varias veces desde el interior del coche hasta que los frenos estén bien asentados. A continuación, ponga la rueda y apriete los birlos o tuercas. Baje el vehículo una torre a la vez. Una vez que el vehículo se encuentre de nuevo en el suelo, termine de apretar los birlos o tuercas.

Vuelva a empezar desde el paso uno y repita el proceso para cambiar las balatas del otro lado del vehículo. Una vez terminado, tome el vehículo para realizar un periodo de asentamiento de las balatas, esto para desbastar el material que recubre la balata nueva y tenga un buen frenado.

Consejos Importantes:

  • Consulte el manual del propietario o visite su tienda NAPA AUTO PARTES para asegurarse de comprar las balatas correctas para su vehículo.
  • El periodo de asentamiento se hace de la siguiente manera: maneje el vehículo y acelere hasta llegar a 40 Km/Hr, después frene lentamente para llegar a cero, repita este pasó por al menos 10 veces.
  • Puede utilizar su vehículo evitando las frenadas bruscas por al menos 1,000 Km’s.

Leave Your Comment

© Copyright 2017. Derechos de Autor Asociación Nacional de Partes para Automóviles. Todos los derechos reservados.